Óleo Para Uñas. Qué Son, Composición, Beneficios, Recetas

El óleo para uñas, se ha tornado muy de moda, debido a la obsesión de nosotras las mujeres mostrar unas manos de impacto, y para ello debemos cuidar nuestras uñas y sus cutículas, hidratándolas para que estas estén y se vean más sanas, fuertes y largas.

EL óleo para uñas tiene Finalidad de humectarlas, Protege la superficie de las Uñas, a su vez alimenta las cutículas, si es que no las Cortas, haciéndolas Suaves, o hidrata la piel del pliegue su nacimiento, haciendo sano su crecimiento.

Índice

    ¿Qué es el Óleo para Uñas?

    Oleo para uñas

    Dichos oleos, vienen en muchas presentaciones, están compuesto por un grupo de aceites de diversas procedencias, además de algunos químicos, especialmente mezclados o elaborado para cuidar la epidermis que rodea la uña o la misma uña y a su vez, ayuda a tener las cutículas bonitas e hidratadas.

    Sus ingredientes principales son la vitamina E, junto con diversos Aceites hidratantes. Es uno de los elementos para el cuidado de las manos, Elegidos por excelencia, pues hidrata uñas y cutículas. Estos pueden venir con diferentes aromas y Componentes, en gran parte sus Ingredientes son de origen vegetal.

    Óleos para Uñas y su Composición

    Es de vital importancia saber cuál es la composición del aceite para uñas que estamos usando,  sobre todo para saber cuales son los plus que aportan a nuestra cutícula y uña en general, casi siempre su composición de basa en aceites portadores y esenciales, igualmente también,  los conservantes.

    Es importante aclarar que el aceite esencial y el aceite portador son dos elementos distintos, pues los aceites esenciales son extraídos de la planta que les otorga el nombre, es decir su esencia en forma concentrada, contiene su sabor y sobre todo su olor, por lo cual su propósito principal es añadir fragancia.

    Además de la fragancia, los aceites esenciales también incluyen las propiedades de la planta del cual se extraen, así que dependiendo de esta, varían dichas propiedades, que puede ir desde tener efectos de alivio, anti-hongos y hasta curativos.

    Ahora bien, los aceites portadores, están compuestos de ácidos grasos, que pueden extraerse tanto de la almendra, como del coco o jojoba, entre muchos otros elementos, dichos ácidos grasos que se encuentran en el aceite portador tiene propiedades hidratantes tanto para la uña como para la cutícula.

    Por lo cual, la unión de ambos ingredientes, junto a los conservantes que son muy importantes para que se preserve el producto en el tiempo, son los elementos justos indicados para que tus uñas siempre estén sanas.

    Muchas veces, estos aceites incluyen vitamina extra para mayor efectividad, este es el caso de la vitamina E, la cual es un potente antioxidante, que proporciona elasticidad o flexibilidad a la piel, previniendo los síntomas del paso de los años.

    Beneficios  del Óleo para uñas

    Oleo para uñas

    El óleo para uñas, por ser un producto hidratante, proporciona múltiples beneficios, por lo cual todas deberíamos usar este tan popular aceite para uñas, ya sea que tengamos esmalte de uñas o que usemos nuestras uñas al natural.

    Uno de los beneficios más notorios, es la restauración de la uñas y la cutícula, pues estos aceites ayudan que las cutículas duras se suavicen y las uñas mejoren sus aspecto, haciendo que se vean saludables.

    No está fuera del conocimiento público, que este tipo de óleos, generalmente contienen ingredientes antibacteriales, que protegen a tus uñas y cutículas de infecciones, hongo y eliminan ese color amarillo que tan desagradable se ve en nuestras manos.

    El aceite para uñas, proporciona hidratación principalmente la cutícula, la cual es parte esencial de nuestras uñas y es la que más se ve afectada por los cambios ambientales o el uso de productos químicos, tales como: jabones, cloro, lejía, desinfectantes o simplemente agua salada, lo cual provoca resequedad excesiva.

    Al usar los productos para uñas, como esmaltes o acetonas, nuestras uñas pierden muchísima humedad, los ingrediente que componen estos aceites hidratan nuevamente las uñas y la piel que las circunda, usarlo sería algo similar a alimentar nuestras uñas.

    Nuestras uñas tienen estrías o crestas, que son como unas rayitas en variadas direcciones, que a veces son provocadas por el uso de algún medicamento, o el limado excesivo.

    Por lo cual, al usar el óleo, logramos proporcionar humedad a las uñas, para ello debemos aplicarlo por lo menos dos o tres veces por día, estas líneas, estrías o crestas, se pueden hacer menos notorias.

    La fuerza y la flexibilidad que aporta el óleo para uñas es de gran importancia, especialmente para personas con uñas débiles que tienden o romperse o descamarse, aunque si tienes uñas muy fuertes, no deberías dudar en usar este tipo de aceites, pues tendrás uñas aún más fortalecidas y bellas.

    Recetas para Elaborar tu Propio Óleo para Uñas

    Cuando lo que quieres conseguir es tener unas uñas largas pero saludables, el primer paso es cuidar tus cutículas, la piel que está en los alrededores de la uñas son de vital importancia, por lo cual debes procurar que esté siempre hidratada, debes tomar en cuenta que no siempre es necesario invertir grandes cantidades de dinero en este propósito.

    Las cremas o aceites para cutículas comerciales, pueden llegar a tener precios muy altos, pero en casa puedes preparar tu propio óleo para cutículas a menor costo y con la  misma efectividad, para ello puedes ayudarte con la información que te mostraremos a continuación:

     Elaboración Óleo 

    • Aceite de oliva
    • Aceite de coco
    • Aceite esencial de lavanda
    • Aceite esencial de eucalipto
    • Aceite esencial de pomelo
    • Aceite esencial de menta
    • Jugo de medio limón

    Procedimiento:

    Limpia bien una botellita de vidrio, puede ser el envase de un quitaesmalte o acetona, si tienes una botellita con gotero sería ideal, así aplicas el óleo para uñas en pequeñas cantidades o gotas,  déjala secar muy bien para que no quede ningún resto en el interior de la botella.

    Revuelve los aceites y cuando la botellita esté seca, añádelos dentro de ella,  ponle: 20 góticas de aceite esencial de lavanda, 15 gotas de aceite esencial de eucalipto y 15 más de aceite esencial de pomelo, 10 góticas de aceite esencial de menta y dos cucharadas de aceite de oliva y 2 cucharas de aceite de coco y el jugo de medio limón. Tapa la botella y agita muy bien.

    La lavanda tiene efecto antibacterial, el eucalipto, el pomelo y la menta son anti-Hongos, el aceite de coco y el aceite de oliva hidrata profundamente y el limón aporta vitaminas y antioxidantes.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Go up