7 Consejos para el cuidado de la piel que te haran tener una piel espléndida

¿Alguna vez has mirado la piel de tu madre y luego la tuya y te has preguntado por qué la genética responsable de una piel impecable te ha saltado a ti? Pues bien, no eres el único.

Somos una generación de casi adultos que lucha con problemas de la piel desconocidos para las generaciones anteriores. Por ejemplo, el acné. La noción común era que se contrae en la preadolescencia, cuando hay un aumento repentino de las hormonas.

Pues bien, ¿Cuál es la excusa para tenerlo a finales de los 20 y principios de los 30? Cuando se trata del cuidado de la piel, es fácil dejarse arrastrar por la búsqueda de productos antienvejecimiento y por las tendencias de mejora de la piel, pero a la primera señal de imperfección, ¡la receta de mamá para el cuidado de la piel siempre acude al rescate!

Así que, aunque es esencial ampliar tus horizontes en busca de las necesidades adecuadas, no te olvides de los fundamentos. Sigue leyendo para saber cuáles son.

Índice

1. Usa protector solar todos los días

Usa protección solar todos los días

La luz del sol puede dañar tu piel incluso cuando está nublado, provocando la formación de líneas, arrugas y manchas de la edad. Por ello, el uso de FPS a diario es uno de los consejos más importantes para el cuidado de la piel que debes seguir regularmente.

Asegúrese de coronar su cuidado de la piel con la aplicación de un protector solar que permanezca en usted todo el día.

2. Limpia tu cuerpo todos los días

Limpia tu cuerpo cada día

Lo que hace que tu piel sea bella es el amor y la atención que le dedicas. Mantener la piel limpia y sana es una parte esencial para conseguir una piel atractiva.

Es necesario eliminar diariamente la grasa acumulada, los residuos, el maquillaje y los contaminantes de la piel. Siempre que no elimine los aceites naturales de la piel, está bien utilizar este método.

3. Exfoliar la piel

Exfolia tu piel

Eliminar las células muertas de la piel usando un exfoliante casero hace el truco. La exfoliación es un paso imprescindible en todo régimen de cuidado de la piel si quieres ver buenos resultados.

Las células muertas de la piel se desprenden durante la exfoliación, permitiendo que las nuevas células de la piel aparezcan en su mejor momento. Este es un beneficio del que pueden disfrutar personas de todo tipo de piel.

Pero para mantener tu piel, debes evitar excederte. Si tienes una piel grasa o mixta, es posible que tengas que exfoliarte con más frecuencia que si tienes una piel seca o normal. Observa tu piel y evalúa lo que te conviene en términos de cuidado de la piel. Un exfoliante facial suave es uno de los métodos más excelentes para exfoliar tu piel.

4. Hidrata tu piel

Hidrata tu piel

No importa el tipo de piel que tengas, debes recuperar la hidratación que tu piel pierde cada día. Y sí, todo tipo de piel necesita hidratación (incluso la piel grasa).

A medida que tu piel va madurando, la hidratación de tu piel se vuelve cada vez más vital ya que tu producción natural de grasa disminuirá. Si tienes la piel grasa, puedes utilizar una crema hidratante ligera a base de gel.

Y si tu piel es seca, una crema hidratante profunda a base de crema retendrá los aceites naturales y bloqueará los nutrientes e hidratantes.

5. Hidrátate

Hidrátate

Cuando se trata de la apariencia de tu piel, mantenerse bien hidratado por dentro es tan esencial como estarlo por fuera. Una de las sugerencias más básicas para el cuidado de la piel es beber mucho líquido a lo largo del día para mantener el cuerpo bien hidratado.

Si crees que sólo te acuerdas de beber agua cuando estás reseca, puedes empezar por poner recordatorios en tus teléfonos, y cuando seas minuciosa con la rutina, puedes incluso incluir zumos de frutas o agua infusionada para aumentar el contenido mineral.

6. ¡Hay que dejar de picarse la piel!

¡El picaje de piel tiene que parar!

Sabemos lo irresistible que es raspar la piel seca de los granos, pero ¡DETENTE! Picar y acariciar tu cara puede exacerbar la vulnerabilidad de tu piel al acné.

La suciedad y las bacterias de tus manos pueden trasladarse fácilmente a tu rostro, donde pueden obstruir los poros. La regla de oro es mantener las manos fuera de la cara para mantener una piel sana y radiante.

7. Quítate el maquillaje antes de acostarte

Quítate el maquillaje antes de acostarte

Todas nos sentimos perezosas y agotadas al final del día, pero no hay excusa para no desmaquillarse antes de dormir. Desmaquillarse es lo más importante que debes hacer antes de irte a dormir.

Las manchas pueden aparecer durante la noche si el maquillaje se combina con el polvo, la grasa y otros contaminantes. Utiliza un limpiador de maquillaje seguro para todo tipo de pieles para estar segura.

Es cierto que la madre sabe más que nadie, y por eso las mamás y las abuelas lucen una piel preciosa mientras nosotras luchamos cada día contra las manchas de acné y las imperfecciones.

Pero no se trata sólo de lo que te apliques; también debes asegurarte de que tu dieta esté repleta de toda la nutrición necesaria para tener una piel bonita. ¿Tienes alguna receta para el cuidado de la piel que te gustaría compartir? Háznoslo saber en la sección de comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up